Novedades
Regina en la Escuela de Indonesia en el Cairo
03 de Septiembre de 2010
Vivir en Egipto no es cosa fácil, especialmente si se trata de una mujer, blanca y occidental. El acoso sexual es un problema importante, muchas veces mal interpretado por los extranjeros que acusan a la religión musulmana.

Mi llegada a la escuela fue pura casualidad: a solo 4 cuadras de casa, parecía ser el trabajo que justo estaba buscando. Para mi sorpresa, no se trataba de alumnos egipcios, sino de indonesios. Son los hijos de los trabajadores Indonesios en el país, que al igual que yo viven a su modo esta experiencia cultural.

Indonesia es el país musulmán más grande del mundo y por lo tanto Egipto es uno de los lugares más elegidos por los indonesios a la hora de inmigrar o estudiar teología. Como profesora de Inglés de los cursos de la primaria y la secundaria, me propuse entonces hacer un poco de tarea voluntaria con los alumnos e intercambiar ideas y sentimientos de la experiencia intercultural que juntos estábamos viviendo.

Para mi sorpresa, aprendí muchísimo sobre esta religión tan “extraña” y muchas veces “temida” por los occidentales, generalmente mal interpretada y prejuzgada. Con los alumnos, además de las típicas clases de idiomas, compartimos talleres sobre democracia, igualdad de género, intercambio cultural, etc. Además, conscientes de la pobreza y la marginalidad que aquejan a nuestro país de acogida, decidimos emprender varias tareas de asistencia social a través del Centro Cultural de Indonesia que se organiza a través de la escuela.

Fue muy lindo haber sido invitada por la Embajada de Indonesia en Egipto para celebrar juntos el Día de la Independencia de Indonesia. Fue para mí un honor haber sido recibida como huésped de honor por el Embajador, y haber podido disfrutar con los chicos este día tan especial para ellos. Además, pude compartir más de cerca la diversidad cultural de este país asiático tan maravilloso, compuesto por pueblos sumamente diferentes: un verdadero ejemplo de tolerancia.

Ante mi partida a Argentina y luego de haber compartido un año juntos, a ellos, no puedo decirles más que gracias. No me alcanzan las palabras para decirles lo importante que han sido en mi viaje por Egipto, sin ustedes, no hubiese sido lo mismo ;o)

Hasta siempre,
Regina
Contactanos escribiendonos un e-mail a: info@agenda21.com.ar